Todo está escrito || La originalidad en la literatura

Llega un momento a todo escritor en el que se terminan las ideas. En el que te has presentado a concursos, premios y certámenes literarios, y te sientes vacío, sin creatividad. Y entonces alguien te dice: “Es que todo está ya inventado, todo está escrito“. Y posiblemente tú le des la razón. Y seguramente la tiene. O puede que no.

Recuerdo ir a un taller literario genial hace unos años, y en él, precisamente, se dijo ésta misma frase. Que todo estaba ya inventado, que todo estaba escrito. Que no existe ya nada que sea original, y que no es sino un remix de todo lo que conocemos. Y no solo con la literatura, si no con todo lo que conocemos (ya sea música, videojuegos, películas, moda…).

Y sí, es cierto. Llevaba tiempo estancada pensando en ésto, y en algunas palabras que me dijeron con anterioridad: No eres original, siempre escribes lo mismo.

tumblr_ozm977rtgm1urnatuo1_500
Me deprime hasta a mí

No, no lo soy. Pero me he dado cuenta de algo viendo éste vídeo del youtuber Alvinsch, en colaboración con Jaime Altozano: Nadie, seguramente, haya sido original. Ni siquiera, el primer homínido.
>>Click aquí para verlo<< 

Entonces, si eso es así… Sigue leyendo “Todo está escrito || La originalidad en la literatura”

Anuncios

Ser anónimo hoy

Anónimo…
Tenía tantas cosas que decirte
que me olvidé firmar en la carta.
Aun así…
Mi letra me delata.
Mi voz, mi sintaxis, mi ortografía.
Todo está barnizado de algo
Que aunque sea lo mínimo es particularmente mío.
Y eso…
Me hace perder la posibilidad de ser anónimo.

¿Qué te diría con otra cara y con otra voz?
El anónimo no conoce el miedo ni el pudor.
Es invencible,
aunque pueda carecer de confianza.

[…]

~~Carlos Sadness


nobody-2798850_1920

La fuerza de ser anónimo. La confianza de ser anónimo. La seguridad de ser anónimo. La seguridad, la fuerza, la confianza, todo ésto viene producido por un velo que nos oculta, que nos protege de posibles críticas, de que se nos señale por ello, y, al mismo tiempo, nos otorga un odio por ser simplemente desconocidos. Muchas veces me he planteado qué significa ser anónimo, qué implica presentarte como alguien anónimo, ponerte la capa del anonimato para poder expresar lo que sientes. Para poder preguntar aquella duda que te carcome, o quizás simplemente para expresar tu opinión.

Sigue leyendo “Ser anónimo hoy”

Muestra tu luz interior y convierte el mundo en un “paraíso”

Hoy no traigo reseña. Ni tan siquiera un relato. Hoy os traigo un relato personal. Un breve recordatorio a mí misma que he decidido plasmar aquí por si a alguien más le ayuda. Hoy es uno de esos días en los que me he despertado temprano, sintiéndome triste y vacía. Y entonces he visto ese papelito que hay en el centro de mi nevera.

Un papelito que al poco de llegar aquí a Barcelona alguien me dio, porque repartía sin más esos pequeños mensajes, sin afán de querer nada más. Era un día algo gris, iba a una entrevista de trabajo, y aquel señor se me acercó y me lo dío. Le sonreí esperando ver publicidad. Y no fue nada de eso. El papelito que me tocó, precisamente, es el título de ésta entrada. Eran días oscuros, no encontraba trabajo por muchas entrevistas que hiciera, en cuanto a los estudios tampoco es que me fuera bien precisamente, y además, había caído en una depresión bastante profunda, sumado a una decepción horrible por las expectativas de lo que me había propuesto y no estaba consiguiendo. Ese papelito, sin ninguna pretensión, me hizo sonreír ese día. Y ya lleva cinco años conmigo.

Pero, ¿y si os dijera que dentro de todos y cada uno de nosotros tenemos una luz interior? Y es más, ¿y que con esa misma luz podemos llegar a conseguir mucho más de lo que nos proponemos? En mi caso, no fue algo instantáneo. Pero sí puedo decir que he conseguido logros, me he superado a mí misma, he madurado. Y sí, aunque tú te digas que no, todo el mundo tenemos una luz interior. Hablando con una amiga incluso he aprendido que no todos tenemos la misma clase de luz interior, por supuesto. Unas brillan más, otras son más cálidas y acogedoras, otras son frías pero intensas, otras brillan menos pero persisten siempre. Cada uno tiene su propia luz interior. Y con esa pequeña luz, podemos abrirnos paso entre las tinieblas, entre nuestros monstruos.

Y si algo he aprendido, es que si hoy no puedes brillar, llegará el mañana, un nuevo día, un nuevo comienzo y podrás volver a intentarlo. Porque yo ya no vivo los días pensando en futuros lejanos. Pienso en el día como un comienzo y un final, sin hacerme expectativas del mañana, disfrutando del momento, sonriendo. Porque sí, atraerás muchas más cosas positivas sonriendo, riendo, agradeciendo todo lo bueno que pasa. Porque la negatividad solo atrae más negatividad. Por lo que ser positivo, solo puede ayudar a que tu día mejore. Sigue leyendo “Muestra tu luz interior y convierte el mundo en un “paraíso””

El paso del silencio

silence_by_janskop
By Janskop (http://www.deviantart.com/art/Silence-144515620)

El silencio de una ciudad no es silencio. Puede ser silencio quizás producido por tus labios, pero nunca habrá silencio. Escuchas a tu gato ronronear, al lado de tu silencio. El vaso que coloca en el microondas tu vecino. Un camión que cruza la calle con paso lento y decidido. Alguien que arranca un coche en la acera de enfrente. Un autobús urbano acaba de pasar a toda prisa. Un suspiro que sale de tu nariz. Alguien que abre la puerta de la calle y la cierra con un golpe seco. La música de fondo de otro vecino, mientras pasa la aspiradora por su casa. La lluvia repiqueteando en la ventana.

Quien dice encontrar el silencio, debe ser un privilegiado. El silencio sólo es un objeto que ha perdido todo su valor.

http://vocaroo.com/player.swf?playMediaID=s1tUXY8goBzP&autoplay=0
Audio and voice recording >>

Me encantan las excusas

Si bien es cierto que ésta es mi segunda entrada de blog, no pienso desperdiciarla. Sí, lo sé, muchos diréis que ya estaba bien, que debería haberme puesto manos a la obra mucho antes. Pero, es lo que tiene la vida (y el estrés, claro).

Hoy tengo claro una cosa, no conozco a nadie que se haya librado de las llamadas al teléfono en plena tarde de jueves (en mitad de la hora de la siesta para muchos, en mitad de la cena para otros) de algún entrevistador de cualquier empresa de estudios de mercado. Sí, son esas personas que siempre comienzan con un ¡Hola, buenas tardes! quizás más animado de lo que estás tú, y resoplas porque sabes que si respondes que sí, será largo y tedioso, como una semana en el desierto del Sahara, pero tampoco sabes decirle que no, por lo que te acabas inventando una excusa y después te acaban llamando mínimo tres veces al día. Sigue leyendo “Me encantan las excusas”

Sentirse oxidada

Últimamente me siento como un instrumento desafinado, como un amante demasiado viejo para ser amado, como una guitarra con cuerdas rotas, como un vaso sin brillo por el desgaste del estropajo, como un escritor sin ideas, como un viejo roble agonizante, como un microondas que no calienta, como cuando se acaba el agua caliente del calentador eléctrico, como un jersey con las mangas deshilachadas, como una canción que habla de la desolación del mundo, como un restaurante que ha perdido todo su encanto, como un banco del parque, aquel que últimamente se siente tan solitario.

Hoy he perdido el control.