Nosotros después de las doce – Laia Soler

Si hay algo de lo que tengo que aprender de ésta escritora tan joven, es sin duda, su capacidad de sorprender y enamorar. Y aunque éste libro no lo puedo comparar con Heima es hogar en islandés, me ha encantado. Quizás no al mismo nivel, pero sigue a pesar de todo, teniendo esa fuerza y esa magia que le caracteriza.

9788496886575Título original: Nosotros después de las doce
Autora: Laia Soler
Idioma: Castellano
Año: 2016
Género: Ficción, juvenil, romántica
Nº de páginas: 320
Editorial: Puck

idvj8e9

Si pudieras borrar de tu mente los recuerdos que te hacen sufrir, las traiciones,
las pérdidas y los desengaños…
Si pudieras convertir tu mente en un mural en blanco donde volver a pintar tu vida,
¿lo harías?

Aurora vive en Valira, un pequeño pueblo situado entre montañas. No cree en los cuentos de hadas, pero sí en la magia. Al fin y al cabo, Valira debe su nombre a una reina feérica. Dice la leyenda que la sangre de las hadas aún corre por las venas de sus habitantes, que el pozo del pueblo alberga el espíritu de la reina y que el antiguo carrusel de la plaza posee poderes extraños. No, en Valira nadie se atrevería a negar la existencia de la magia.
La víspera de San Juan, la noche más mágica del año, la mejor amiga de Aurora, Erin, regresa al pueblo después de dos años viviendo en la gran ciudad. Y con ella vuelve Teo, su hermano gemelo, cuya presencia Aurora prefiere evitar. Pero la mirada de Teo no es tal como ella la recordaba, ni su pelo, ni su sonrisa. Y cuando el más poderoso de los sentimientos asoma entre los dos, Aurora empezará a dudar de si acaso estará viviendo la segunda parte de una historia de amor olvidada o… no.
Con una voz potente, actual y profundamente evocadora, Laia Soler teje una historia salpicada de magia que nos arrastra por las turbulentas aguas de la memoria, el dolor y el amor para reflexionar sobre todo aquello que nos une, nos separa y nos hace crecer como personas.

idvj8e9

 Me va a costar escribir ésta entrada después de un mes (o dos) después de haber leído el libro. Aún así no me lo tengáis en cuenta. Si bien el tema del libro en un principio no me llegó a interesar del todo, el final de alguna manera se hace bastante inesperado. Y he aprendido algo necesario: Olvidar sólo enfría y congela el corazón, pero no enseña, no aporta.

texto1

Y aunque en algunos momentos el género puede parecer demasiado aniñado para mi gusto (rabietas típicas de quince años y similar) pero finalmente, se hace de querer. Y en mi opinión, lo que quiere transmitir la autora, consigue transmitirlo.

Los personajes aunque no son muy redondos, sí que se puede notar en ellos cómo alcanzan cierto grado de madurez. Y no son redondos porque básicamente, la personalidad sigue siendo bastante básica, algo que eché en falta del anterior libro que leí, Heima es hogar en islandés.

Mientras que los personajes principales son bastante claves, los secundarios no todos tienen importancia. Y en concreto el abuelo, quizás debería haberse trabajado mejor, al igual que con la familia, ya que son pilares fundamentales a mi parecer de la historia. El abuelo demasiado bueno, demasiado perfecto en un principio. Y lo siento, pero odio las perfecciones.

La pluma de la autora en cambio, sigue siendo maravillosa, la forma de expresar todo, aunque bastante sencilla, pero es precisa y te describe el lugar de la mejor manera posible.

Y sí, Laia, quizás deberías haber incluido un poco más de magia 🙂

¿Y vosotros? ¿Conocíais éste libro? ¿Qué os parece la bibliografía de la autora?

3 ♥ sobre 5

Anuncios