Sobre el blog

Había algo que siempre me faltaba, y era ésta página en mi blog. Efectivamente, los motivos de la existencia de éste sitio. Quizás estáis aquí por simple curiosidad, quizás sea algo irrelevante. Pero todes nos preguntamos alguna vez por nuestra propia existencia. Y en una dimensión paralela, me he imaginado a mi blog preguntándose por su propia existencia, como si de un ente se tratara.

¿Por qué existe éste blog?

Cada mirada recordada que volaba nació, en realidad, con otro nombre. Anteriormente fue conocida como Un mundo casi inalcanzable. En aquel entonces soñaba con un mundo que precisamente para mí era inalcanzable. Quería viajar, quería salir de Jaén, recorrer nuevo mundo, hacer un reset en mi vida, comenzar de cero como en un videojuego. Y en cierta manera lo conseguí cuando me mudé a Barcelona, lugar donde ahora vivo. Justo después, participé en varios concursos de relatos, en alguno quedé como finalista. Y, finalmente, me desanimé con todo ello, mientras las ganas se veían mermadas por la falta de apoyo por cierto sector familiar. Cerré el blog, aunque sabía que no sería de manera permanente.

Lo cierto es que siempre he sido una chica blogger. Casi desde que tengo internet. Sabía que era cuestión de tiempo volver a ellos, y aquí estoy, de nuevo. Me guardé todas las entradas por si decidía volver a abrirlo, o investigar lo que una vez escribí. Me parecía horrible acabar con todo ello, y sobretodo, después de tantísimo tiempo trabajando en un mismo espacio y con tantísimos recuerdos.

Y el tiempo pasó. Volví a abrir el blog. En un principio quería que siguiera siendo Un mundo casi inalcanzable, por rememorar todo lo que fue.  Un poco por la añoranza de todo aquello que recordaba. Pero debido a diversas circunstancias, que en ese momento además no me aclaraba con Worpress y algunos más demases, decidí que el blog renaciera con otro nombre. Algo que me representara más en la actualidad. Ya que ese mundo casi inalcanzable ya lo había rozado con los dedos. Y me parecía mucho más alcanzable.

Fue entonces cuando me acordé de mí misma. De mi definición por naturaleza, de las mariposas y los dientes de león. Así es como nació cada mirada recordada que volaba, y a raíz además de otro blog, privado, que tiene un nombre parecido: Cada mirada recordada.

Tiendo a recordar miradas, imágenes como fotografías de recuerdos que han sucedido, y éstos, a veces, se desvanecen como los dientes de león. Vuelan veloces al mismo tiempo que no se dejan atrapar como mariposas. Éste blog quizás tiene más de mi que muchas otras cosas, muchos otros blogs que haya podido tener.

Y es por eso, porque hay mucho de mi aquí, podrás encontrar contenido de lo más variopinto: desde recomendaciones de mangas, hasta relatos, pasando por reseñas y por técnicas para escritores.

Porque ante todo, me ayudan a mi misma.

Sobre el formato de éste blog

Quiero, ante todo, aclarar, que en éste blog y a partir de éste momento (12/02/2018) utilizaré un lenguaje mucho más inclusivo. Debido a que el castellano en sí no tiene un lenguaje neutro, y considero que los géneros binarios no definen al amplio espectro que en realidad existen y que por ende, es excluyente de muchas personas, he decidido que es necesario por tanto cambiar ésto. Y por tanto, utilizar la terminación “e” cuando me quiera referir al género neutro (como por ejemplo: todes, elles, vosotres). Para mi no es una falta de ortografía, es algo necesario, un cambio necesario en nuestro lenguaje para que sea un poco más inclusivo.

Por supuesto, me queda muchísimo por aprender, y espero seguir haciéndolo con el paso del tiempo y vuestra paciencia. Y sobre todo, éste es solo un pequeño paso para todo lo que queda por hacer. Pero es necesario y hay que darlo. Así que dejo aquí constancia de ello. Porque quiero ser partícipe de un cambio a mejor.

Cualquier cosa o pregunta, siempre me podéis preguntar en el formulario de contacto o enviarme un correo electrónico: Pulsa aquí.

Anuncios