Mis crushes reales de la vida

Sé que os gusta el salseo. Sé que me lo estáis pidiendo (bueno, no). Sé que… ¡ESTO ES ESPARTA! Vale, ya paro. Que a éstas horas desvarío y no debería hacer ésto en mi blog (peromiraoyequehagoloquemesaledelosovarios).

Total, que anteriormente hubo una entrega de Mis amores platónicos (Fictícios) y como tuvo éxito, pues por qué no, aquí os dejo mis amores platónicos reales (no esperéis que salgáis por aquí, más bien son gente famosilla y eso, sorry but not sorry, soy demasiado shy y esas cosas).

  1. Si hay una persona que se me clavó en el fondo de los fondos de mi corazoncito y soñaba con él forever and ever, y en plan locura máxima ha sido Shinoflow (alias Carlos Sadness, pero para mí sigue siendo Shinoflow, oyes). Cantante y antaño, rapero. Su pelo larguito me hacía querer hacerle trencitas. Sep. Lo conocí de sopetón en un disco que prefiero no recordar, y me enganché tanto a su música que incluso abrí un foro para fans. Sí, así de loca estaba en mi juventud.

    carlos-sadness-TERRITORIO-INFORMATIVO
    Mirad qué pelo pantene. No me digáis que no queréis hacerle trencitas.
  2. Después de estar mucho tiempo pilladísima por Carlos Sadness, me vino el momento Brian Molko. Sí, Brian Molko, cantante de Placebo. Y me diréis: Si parece un rarito. AHÍ ESTÁ EL QUID DE LA CUESTIÓN. Me encantaba que fuera tan andrógino, y ya comenzaba a tocar esa parte de mi que hacía que le gustara también todo ese físico casi femenino, aunque aún no supiera del todo mi orientación sexual. (Y ahí dejo eso).

    tenor
    akjdfkajdfjalsjlfa
  3. Y si seguimos con el orden cronológico, vino ese momento en que descubres que tu vida no tenía sentido hasta ahora. Y para mí fue conocer a la actriz Léa Seydoux. Cuando la vi por primera vez en La vida de Adèle, con ese pelo azul, y su sonrisa, quería morir. En serio, los ojillos se me hicieron chiribitas. (Y sí, soy bisexual, he dicho).

    source
    Diosito de mi vida, quiero tres como ella, porfaplis
  4. Pero, y lo siento por todos los demás, si hay un actor que me puede demasiado es Benedict Cumberbatch. Y si ya habéis leído el post anterior, sabéis que Sherlock me encana, pero Sherlock encarnado POR ÉL es que me muero, me remuero, y lo de más allá. Cómo explicar que se me vuelan las bragas en cada película que veo suya. Es imposible. En fin.

    giphy
    BENEDICT, DAME ESE ARCOÍRIS Y HAZME TUYA.

Y hasta aquí por el momento dejo a mis crushes de la vida. Sé que no me he extendido tanto como otros días (es lo que tiene la falta de tiempo…) pero espero que os hayan gustado. ¿Cuáles son los vuestros? 🙂

 

 

 

 

 

 

Anuncios

5 comentarios sobre “Mis crushes reales de la vida

      1. Al mando de los fogones la tengo en este instante, preparando tóxicos y hierbas medicinales para el condumio. Uy borra eso. Que chamusca los alimentos que da gusto verla. Jajajaja. Un beso.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s