Herramientas para escritores: La comunicación

Hace seis años, y con relación a mi carrera (Trabajo Social) publiqué una entrada sobre estilos de comunicación. Hoy, revisando mis antiguos post veo necesario que ésta entrada se amplíe.

ReferenciaLINK AQUÍ

Si bien es cierto que nos encontramos tres estilos de comunicación (verbal) como son el estilo agresivo, pasivo y asertivo, también nos encontramos con la comunicación no verbal. De hecho, podría afirmar que el 70% de nuestra comunicación se basa en comunicación no verbal, o comunicación indirecta. Porque la ausencia de comunicación, también es comunicación.

Pongamos un ejemplo. En el 80% de los casos, a una persona le cortaría más hablar con otra que lleve puestos unos cascos y se viera claramente que está realizando algún tipo de trabajo, que con otra con la que no está haciendo nada. ¿Por qué? Claramente, y aunque con anterioridad no haya dicho nada al respecto, dice mucho su forma de actuar. En éste caso, la supuesta persona con cascos y trabajando a tu modo de pensar te está diciendo: “No me molestes, estoy ocupada”.

En mi opinión, es mucho más importante la cantidad de información no verbal que transmitimos que la verbal propiamente dicha. No es lo mismo transmitir un mensaje verbalmente con la mirada desviada que otra persona que te mira fijamente a los ojos. Mientras que la primera te transmite inseguridad a la hora de recibir información, la segunda te transmite cierta seguridad y empatía que la primera.

Ahora bien, preguntareis: Pero, Estíbaliz ¿Qué tiene ésto que ver con una herramienta para un escritor? Si lo pensáis concienzudamente, mucho. A la hora de transmitir un mensaje, hay varios canales que intervienen hasta llegar a la mente de nuestro lector y que también modifican la información del mensaje. Es decir, el 75% del mensaje que queremos transmitir se pierde a la hora de codificarlo y enviarlo, dejando un resultado de un 25% objetivo y exacto. Por eso considero tan importante la manera de escribir un mensaje y transmitirlo.

No es lo mismo decir: Juan estaba dentro del armario que Juan estaba dentro de aquel receptáculo, con el olor de casa de su abuela y naftalina, aquel armario que su madre había traído en un último arrebato.

Es importante cómo transmitimos el lenguaje, a qué público está dirigido y cómo dirigirlo. Por eso, os haré mención aquí de una posible guía donde podéis buscar referencias:

  • Fitzgerald, Francis Scott (1985). Sobre la escritura. ALBA EDITORIAL.
  • Baudelaire, Charles (1846). Consejos a los jóvenes escritores. CELESTE.
  • Kohan, Silvia Adela (2013). Las estrategias del narrador. ALBA EDITORIAL.
  • Kohan, Silvia Adela (2013). Cómo escribir diálogos. ALBA EDITORIAL.
  • Kohan, Silvia Adela (2013). Cómo narrar una historia. ALBA EDITORIAL.
  • Dintel, Felipe (2001). Cómo mejorar un texto literario. ALBA EDITORIAL.
  • Castro, Francisco (2009). La mirada del escritor. ALBA EDITORIAL.

Hago además mucho hincapié en la colección de Alba editorial ya que para mi gusto, es la mejor colección de tips para escritores que he conocido, y aunque un manual nunca lo es todo, pero pueden aportarte pequeñas pistas para mejorar tu calidad literaria.

Sin más ni más, espero que ésto de alguna manera os haya sido de gran ayuda. Que la fuerza de las palabras os acompañe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s