Recuperar pequeños cachitos de corazón.

Lo peor de las mudanzas, es que siempre te acabas dejando algo atrás, porque no entra en tu maleta, porque no hay sitio en el coche, porque estamos cargados de demasiadas cosas. Pero el pequeño placer de volver y poder traerlas es una sensación que todos quizás deberíamos experimentar alguna vez.

Feliz navidad y prospero año nuevo. Espero que vuestras inocentadas causen más risas que llantos.

Anuncios

4 comentarios sobre “Recuperar pequeños cachitos de corazón.

  1. Voy a mudarme a una nueva casa en la geografía del tiempo. Si pudiera, dejaría en el año viejo a mi sombra cuidando los recuerdos.
    Con tierra nueva; con mi mejor semilla, voy a plantar un nuevo jardín. Y cuando llegue la primavera, voy a ofrecerle al Creador las primicias de mi amor a la vida.

    Me gusta

  2. Cosas son cosas y al final estarás obligada a deshacerte de algunas, lo malo de las mudanzas es que se pierdan personas y se vayan olvidando de nuestra memoria. Luego pasados los años, aunque surja la oportunidad, se habrá perdido además la magia. A eso le dicen crecer como persona, mejor ser así, un perpetuo adolescente. Feliz año.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s