Sentirse oxidada

Últimamente me siento como un instrumento desafinado, como un amante demasiado viejo para ser amado, como una guitarra con cuerdas rotas, como un vaso sin brillo por el desgaste del estropajo, como un escritor sin ideas, como un viejo roble agonizante, como un microondas que no calienta, como cuando se acaba el agua caliente del calentador eléctrico, como un jersey con las mangas deshilachadas, como una canción que habla de la desolación del mundo, como un restaurante que ha perdido todo su encanto, como un banco del parque, aquel que últimamente se siente tan solitario.

Hoy he perdido el control.

Anuncios

4 comentarios sobre “Sentirse oxidada

  1. Pues llegando a esos extremos conviene ponerse en pie y comenzar a hacer cosas, sin pensar en mayores complicaciones. Seguir y seguir caminando por el sólo placer de hacerlo. Hale a trabajar, Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s