Despertares

Con el sueño metido aún en los párpados, vislumbro cómo la luz se cuela por las rendijas de mi persiana, deseando despertarme. Doy alguna que otra vuelta más en la cama, aplastando mi cara con la almohada, escondiéndome bajo las sábanas, pero ya es imposible. No hay manera de que vuelva Morfeo para adormecerme y meterme en su mundo…

Con la mirada aún borrosa sin las gafas ni ninguna otra lente alcanzo a ver algunos dibujos, dos posters, una entrada de concierto… Todo colgado de la pared, como si fueran diapositivas que enseñan recuerdos.

Más de una vez habré maldecido a los recuerdos, a la manía de recordar momentos asociados a objetos. Pero estaba equivocada. No es algo tan maléfico ni tan perjudicial. Y me siento arropada por todos los momentos, buenos y malos, mejores y peores, cortos y largos, de amores y amigos…

Y es cuando decido ver el cielo, subo la persiana y el cielo se me asemeja a una sonrisa, alguien que dice: ¡Buenos días, Princesa! Aunque sé que no es su verdadera voz y la prefiera, pero la imaginación es demasiado poderosa. Y es entonces cuando yo también sonrío. Asomo mi nariz a la calle y esnifo la mañana para que me coloque con felicidad…

Coloco algo de música en el portatil y toca ir a la faena. Pero notaría que me falta algo, y es despertarme contigo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s