Ni Dios ni maridos

Basta de que seamos el género débil. Basta de que nuestras condiciones y salarios sean peores. Basta de que el rosa sea de chicas y el azul de chicos. Basta de que nuestros novios sean las escobas. Basta de que tengamos que depender de un marido. Basta de que nuestros padres decidan si ese novio es mejor o peor. Basta de usar sujetadores y no poder enseñar nuestro pecho. Basta de llevar faldas y camisetas de tirantes.

 

BASTA DE REPRESIONES Y QUE SE NOS TOME POR PUTAS CUANDO TENEMOS ACTOS SEXUALES CON VARIOS HOMBRES, MIENTRAS QUE ELLOS, ELLOS SON LOS CAMPEONES LIBERTADORES.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s