Matar una vida

Sólo le pido a Dios (Si de verdad existe) que no tenga que matar jamás a ninguna vida, y menos inocente. Nunca he estado de acuerdo con los abortos, y la experiencia me ha jugado una mala pasada. Está claro que arruinar tu propia vida es malo, pero arruinas la vida de otro ser vivo también. Eso es aún peor. Ni siquiera me gusta la idea. Pero a veces, la responsabilidad se te va de las manos…

Y acabas comiendo botes y botes de mermelada a cucharadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s